Su mundo es un planeta en cuyo ambiente chocan las mil y una ideas. Para el artista Kike Estrada, reaccionar a todo lo que le rodea es un ejercicio creativo que él ejerce día a día sin que le quede nada por dentro. En esa tarea obligada, la caricatura es el vehículo que ilustra su inquietud como ser humano y artista. Y libre y sin cortapisas el testimonio de su labor nos llega en estos días lo mismo en su página cibénetica planetakike.com que en su nueva publicación “Garabatos del planeta”.

Laboraste como director de arte en varias agencias de publicidad y en periódicos. Tus trabajos han sido expuestos en Puerto Rico, Boston, San Francisco, Grecia, Argentina, Serbia y Alemania. Y actualmente dibujas muñequitos y te desempeñas como director creativo en tu estudio de diseño. ¿Qué fue lo que te llevó a publicar el nuevo libro “Garabatos del planeta”?
Tenía demasiado caricaturas que ya había hecho. Y llegó el momento en que quise recoger un poco de los dibujos, hacer una selección y publicar en un libro aquellos que mantenían cierta vigencia.