Artículos

El grotesco y lo humorístico según Kike Estrada

"Definitivamente no tiene pelos en la lengua, o mejor dicho, no tiene frenillo en su pluma", dice, a la vez que señala la capacidad de síntesis de su colega.

El volumen a todo color, de portada rústica, se encuentra dividido en siete secciones comenzando con el tema de la corrupción con el título "De burros, ratones y gatos"; siguiéndole el espionaje estadounidense en suelo boricua en "Mala maña". Estrada caracteriza al gobierno local en "El gobierno de Magogo"; se burla de la democracia en Iraq en "La Guerra del nongrato"; exalta a la historia del pueblo de Vieques en "La piedra que tumbó a Goliat"; denuncia los traqueteos de los tribunales federales en "El Olimpo de Hato Rey"; y cierra con broche de oro con "Conviviendo entre las tribus" sobre la eterna pelea política puertorriqueña.

Estrada, quien ha publicado caricaturas desde los días del periódico El Reportero, y en el semanario Claridad, ha publicado además en las revistas cibernéticas RedBetances.com y Ortiga.org de Puerto Rico. Aparece su obra además, en Humoralia.org, Rebelión.org y PortalElCan.com. Su espacio en la internet, PlanetaKike.com, se mantiene como una página interactiva de cruento humor que según admite Estrada, le ha causado dolores de cabeza e indigestión a algunos políticos ambiciosos.

"Yo dibujaba caricaturas para el tiempo de El Reportero pero, en realidad, esto arrancó en 2001, desde que comencé a publicarlas en Claridad. Toda este manía me surgió como respuesta al asunto de la guerra, el ataque a las Torres Gemelas en Nueva York. Ese día me quedé como loco mirando el televisor, y para sacármelo del sistema, comencé a hacer los primeros dibujos antimilitaristas hasta que me fue gustando la cosa. Tocando temas más nacionales, decidí ponerlos en la página planetakike.com e inmediatamente recibí una reacción intensa con la gente que me visita", expresa Estrada.

Tomándole el pulso a su producto, el caricaturista admite que sus piezas se basan en su ángulo sobre lo que es la verdad, y que éstas se expresan mejor con imágenes, que con palabras. Son dibujos bien cínicos por veces que buscan ese ángulo en la materia del humor simplificando su mensaje; pero sin restar significación al dibujo. El artista en este caso, maneja cuándo y hasta qué punto conviene reducir, exagerar o equilibrar su composición.

"El dibujo de humor es un trabajo muy serio. Dibujar caricaturas políticas, aunque estén hechas para reír y pensar, es un trabajo muy arduo porque tienes que decir la verdad. Es también un trabajo fino, y con esto quiero destacar que se trata de una obra donde se camina en terreno minado. Son reacciones mías y reacciono diariamente a las noticias. Soy adicto a éstas desde que las pongo por la mañana, y ya por la tarde tengo un dibujo que lo mismo me gusta o lo deshago. Mi intención, sin duda, es opinar y hacer estos garabatos", apunta.

Empero, a Estrada le han interesado los temas que trata con pasión, trabajando, por ejemplo, el proceso de Vieques y su desmilitarización desde que incursionó personalmente con la práctica de la desobediencia civil. Ahí entran otros tópicos análogos como es el asunto de la justicia en el tribunal federal, y lo que considera el espionaje de agencias federales amparadas en el Patriot Act para violar los derechos civiles a todos los ciudadanos.

De un universo de más de mil piezas, la editora seleccionó un poco más de 200 piezas para este libro. Esta tuvo acceso a los originales, que Estrada concibió primero en blanco y negro en tinta. Luego, digitalizó sus imágenes, y les fue dando color mientras las retocaba. La también diseñadora del texto se encargó de dividirlo temáticamente a través del discurso de Estrada en contra del desparramiento urbano, la mediocridad del gobierno, la hipocresía de los políticos, la violencia y la incapacidad para entender sus causas. El libro cubre tres años ininterrumpidos de hacer caricatura.

"Sin embargo, no creo que hayan pocos caricaturistas en Puerto Rico sino que lo que veo es que hay poco espacio para ellos. Hacer caricaturas editoriales políticas diariamente es como tener a un reportero desobediente en una redacción. Hay buenísimos en la Isla, pero creo que aún los medios son muy conservadores", concluyó Estrada.

"Garabatos del Planeta", será presentado en la Casa Aboy, sita Ponce de León 900, el próximo jueves, a las 7:00 p.m., con un teatro de guiñol a cargo de Pedro Adorno conocido como Teatro del Garabato. Estrada presentará próximamente "El pequeño manual ilustrado del político corrupto" y otra publicación sobre los daños al medio ambiente.

Estrada ha trabajado como Director de Arte en agencias de publicidad y periódicos; y sus trabajos han sido expuestos en Puerto Rico, Estados Unidos, Grecia, Argentina, Serbia y Alemania en diversas muestras de humoristas y diseñadores gráficos.

 



Posted from my iPhone using J Admin Mobile!