“Para tener enemigos no hace falta declarar una guerra; solo basta decir lo que se piensa.” Martin Luther King